El bueno, el malo… y SOPA

Vamos a dejar algo claro de entrada: Desde mi punto de vista SOPA es una barbaridad, y una barbaridad del tamaño de una casa.

Siempre he estado y siempre estaré a favor del conocimiento abierto y del libre flujo de la información, siempre estaré en contra de las patentes y del concepto de “propiedad intelectual” tal y como lo conocemos en esta Orweliana época nuestra. Soy de los que creen que para que la humanidad pueda evolucionar a un siguiente nivel es necesario abolir primero esas viejas y absurdas estructuras, para luego buscar formas alternativas de hacer las cosas. Claro que las viejas y oxidadas estructuras se van a resistir a morir…

Quiero dejar claro de entrada mi punto de vista porque estoy por explorar algunos escenarios un tanto retorcidos en relación a SOPA, de modo que no quiero que alguien malinterprete el texto que sigue. Ante la duda sobre cual es mi posición, ruego se vuelvan a leer el primer y el segundo párrafo de este artículo.

Ahora bien, especulando un poco: ¿Qué tal si después de todo SOPA fuera algo bueno y no algo tan malo como creemos? ¡Exacto, no leyeron mal, no es necesario que vuelvan a leer la frase!

A decir verdad tengo varios días refinando esta idea de forma subconsciente, pero no fue sino hasta hoy que me topé con una excelente infografía sobre el asunto, que finalmente terminé de refinar algunas de las ideas que elaboraré más adelante.

—o—

Antes que nada, voy a hablar un poco sobre SOPA, espero poder hacer un breve (aunque seguramente incompleto) resumen sobre el tema. La siguiente explicación procura ser lo más básica posible, y es en parte el resultado de una conversación en la que una persona mayor me preguntó de que se trataba todo el asunto. Cabe destacar que si bien esta persona es usuaria de Internet, no sabe aún mucho de computadoras o de redes, así que fue necesario apelar a todos mis recursos didácticos para explicar de que se trataba la legislación y cuales eran sus implicaciones.

Aquellos que ya saben lo que es SOPA, pueden simplemente saltar hasta la sección donde expreso las razones por las que SOPA puede en el fondo llegar a ser algo bueno, aquellos que aún no saben lo que es SOPA, sigan leyendo.

—o—

Citando la infografía antes mencionada, SOPA es:

SOPA1_546

La excusa, claro está es “la piratería”, lo que de alguna forma nos regresa al primer párrafo sobre el libre acceso al conocimiento, pero lo grave de esta ley es que en el fondo permite establecer mecanismos de censura a diestra y siniestra, todo claro está, con la excusa de la piratería o de la violación de la propiedad intelectual.

En pocas palabras, por medio de SOPA, es posible en/desde los Estados Unidos sacar un sitio WEB fuera de línea, sin una demanda, un debido proceso, etc. SOPA es al fin y al cabo un mecanismo para censurar el Internet tal y como lo conocemos. ¡La verdad que entre esto y la NDAA 2012 creo que los norteamericanos definitivamente se volvieron locos!

La pregunta que quizá algunos se pueden estar haciendo es: Si yo vivo fuera de los EUA ¿Cómo me afecta una ley de los EUA? Bueno, resulta que el problema es que, al fin y al cabo, el Internet no está tan “descentralizado” y no es tan libre y democrático como muchos creen.

SOPA3_546

Para poder explicar esto es necesario entender que puede hacer el gobierno americano por medio de SOPA, y aquí, apelo nuevamente a la infografía que ya he mencionado y que en parte inspiró este artículo:

SOPA2A_546

Si el lector sabe algo sobre cómo funciona Internet, entonces en este punto ya habrá comprendido la gravedad del asunto, y nuevamente, proveo un enlace para ir a mis ideas finales al respecto… Sin embargo, voy a elaborar algunos detalles para quienes no conozcan el funcionamiento básico de Internet. Debo aclarar que es una explicación superficial diseñada para personas que no saben mucho del asunto (¡geeks por favor ahorrarse los tecnicismos!).

—o—

SOPA para legos

El punto (1) de la imagen anterior (a la que me referiré mucho de ahora en adelante), implica que los usuarios de Internet no van a poder acceder a algunos/muchos de sus sitios WEB favoritos, simplemente escribiendo el nombre del sitio en la barra de direcciones del navegador. Cada vez que alguien escribe el nombre de un sitio como “www.wikipedia.com” en un navegador, hay un servicio llamado DNS (Domain Name System), que traduce ese nombre “fácil de recordar” a un número especial (no tan fácil de recordar), que finalmente permite localizar el servidor que le entrega la información al navegador para que éste despliegue el sitio WEB correspondiente. Este número especial se llama dirección IP, y en IPv4 es algo como 134.153.104.98.

tpb_ip_nm_546

(click en la imagen para agrandarla)

Esto por cierto no es completamente cierto en todos los casos, y es posible que muchos sitios no funcionen directamente sólo escribiendo el IP en el navegador. Pero para explicar esto tendría que entrar en más detalles técnicos de los que quiero dar en este momento.

Una forma de ilustrar todo el proceso de “traducción” nombre->número ya descrito es haciendo una analogía con los números telefónicos y las guías telefónicas (o las agendas telefónicas). La gente simplemente no se sabe de memoria el número de teléfono de sus amigos y contactos, es mucho más fácil memorizar el nombre de alguien y cada vez que se necesita llamar a esa persona simplemente se consulta la guía telefónica o la agenda, que está diseñada para que sea fácil buscar un contacto por nombre o apellido, para así obtener el número telefónico correspondiente.

En Internet ocurre lo mismo: Es más simple memorizar algo como www.wikipedia.org (nombre de un contacto o de un amigo) para que el navegador por medio de un servicio DNS obtenga la dirección IP correspondiente (teléfono), que tener que memorizar las direcciones IP (teléfonos) de los sitios WEB que uno quiere visitar.

¿bueno, y que? dirá el lector…

Resulta que los computadores que prestan el servicio de traducción de nombres de dominio a direcciones IP (DNS), tienen dueños y están ubicados físicamente en un lugar del planeta. Dependiendo del sitio en el que estén ubicados, los servidores caen dentro de la legislación del país correspondiente. En general, cada país tiene nombres de dominio propios, como por ejemplo Venezuela, que tiene los que terminan en “.com.ve” o “.net.ve” u “.org.ve”, entre otros, y que son traducidos por servidores del país al que pertenecen (en este ejemplo el sufijo “ve” corresponde a Venezuela). Estos servidores, generalmente están físicamente ubicados y caen bajo las leyes de país al cual sirven.

Los nombres de dominio que no tienen un sufijo en particular (¿nombres globales?), como por ejemplo “.com” o “.net” u “.org”, entre otros, son servidos en su mayoría desde los Estados Unidos y caen sobre la legislativa de ese país, es decir, caen dentro de la influencia de SOPA.

Todo esto quiere decir que por medio de SOPA, si el nombre de dominio de un sitio WEB es global y cae dentro de la influencia legislativa norteamericana (lo que es bastante común hoy en día), es posible bloquear por completo el proceso de traducción nombre a IP, bloqueando el nombre del sitio y haciendo posible su acceso sólo por medio de la dirección IP. Básicamente, al escribir por ejemplo es.wikipedia.org no se va a poder acceder al sitio, ya que no se va a realizar la traducción nombre->IP, y va a ser necesario escribir la dirección IP, algo como 134.123.104.98.

¿No le parece grave? Navegue un rato por Internet, mire la cantidad de nombres que aparecen en la parte de arriba del navegador y piénselo nuevamente. Además, ya mencionamos que por razones técnicas que no vienen al caso en muchos casos simplemente poner la dirección IP de un sitio WEB no funciona.

Si creen que el punto (1) fue malo, el punto (2) es aún peor. En el punto (2) si el sitio WEB está hospedado (físicamente) en un servidor en los Estados Unidos, lo que es bastante común y no sólo para sitios WEB que prestan servicios y hacen negocios en los EUA sino para sitio que prestan servicios fuera de los EUA, y el sitio WEB cae en desgracia, el proveedor del servicio debe bloquear el sitio, de tal forma que ni siquiera es posible acceder usando el IP directamente. Esto es más grave de lo que parece, porque por ejemplo en el caso de Venezuela, muchos proveedores de servicios WEB tienen sus servidores en los Estados Unidos, de modo que aún cuando presten servicios para clientes fuera de los EUA, caen bajo la influencia de la legislación.

Se puede ver el punto (1) como si la compañía telefónica eliminara el nombre/número de una persona de la guía telefónica, de modo que aquellos que aún conocieran el número telefónico al que quieren llamar todavía podrían llamar, pero el punto (2) desconecta el teléfono, de modo que ni siquiera sabiendo el numero al que se quiere contactar es posible hacer la llamada.

Voy a cambiar un poco el orden de los puntos de la infografía y voy a saltar directamente al (5), que es en mi opinión la “cereza encima del helado”. Luego trataré el (3) y (4) de forma más breve.

Hoy en día, la cantidad de información que hay en Internet es tan vasta, que para poder encontrar algo dependemos de algún tipo de servicio de búsqueda. Hay compañías que se dedican a prestar este servicio, básicamente tienen unos “programas robot”, que están constantemente recorriendo los sitios WEB que hay en Internet y que construyen enormes índices o mapas de lo que encuentran. Cuando un usuario accede a un buscador (por ejemplo Google) e introduce algunas palabras clave, el buscador utiliza sus índices y le muestra al usuario una lista de los sitios WEB que contienen la información más cercana y adecuada a las palabras clave introducidas.

El punto (5) de SOPA ordena que aquellas compañías que ofrezcan servicios de búsqueda, tales como Google o Yahoo, entre otras, remuevan los sitios bloqueados de sus resultados de búsqueda.

Por ejemplo, piense ahora que un sitio WEB está hospedado fuera de los Estados Unidos, y que su nombre de dominio es servido también fuera de los EUA; algo como www.misitioweb.com.ve, de modo que todo cae fuera de la influencia directa de SOPA. El problema es que según el punto (5), si el sitio cae en desgracia y es bloqueado por SOPA, los buscadores WEB que estén bajo la influencia legal de los EUA deben eliminar el sitio WEB de sus índices de búsqueda, de modo que sea imposible encontrar el sitio WEB por medio de esos buscadores. El resultado de todo esto es básicamente una forma directa de censura, ya que independientemente de que el sitio WEB exista y tenga un nombre de dominio “traducible” directamente a una dirección IP, los usuarios no podrán encontrar los sitios WEB bloqueados usando los buscadores tradicionales. ¡He ahí el problema de ser tan dependiente de buscadores gigantes y centralizados como “Google”!

Por cierto que, aún cuando no figura en la infografía, tengo entendido que aún hospedando un sitio WEB fuera de los EUA y usando un nombre de dominio local (ej. “.com.ve”) y un buscador alternativo que opere fuera de los EUA, el sitio puede ser bloqueado desde “dentro” de los EUA, es decir que alguien que esté en suelo norteamericano no va a poder acceder al sitio WEB.

Los puntos (3) y (4) no afectan directamente a sitios pequeños sin fines de lucro, pero afectan seriamente a empresas que se basan en publicidad o que venden algo por Internet. Si un sitio cae en desgracia, según el punto (3) los operadores de publicidad por Internet basados en los EUA (por ejemplo Google) deberán bloquearlo, es decir, no servirle más publicidad. Muchos sitios WEB viven de la publicidad de modo que bloquearles la publicidad simplemente representa la ruina.

El punto (4) es aún más grave: Debido al amplio control que tienen los EUA sobre los medios de pago electrónicos (Visa, MasterCard, PayPal, etc.) se corre el riesgo de poner en peligro los fondos y las transacciones de los sitios bloqueados.

Si esto no les parece grave, consideren el caso del bloqueo impuesto sin razón legal de base por estas estas tres empresas ya mencionadas a WikiLeaks. El siguiente video muestra una rueda de prensa que dio WikiLeaks el 24 de Octubre del 2011 explicando la situación.

El video es la primera de cinco partes (la conferencia comienza en realidad a los 8 o 9 minutos) y se puede llegar a las siguientes partes por medio de enlaces desde esta primera parte. En total la rueda de prensa dura aproximadamente 45 minutos, pero vale la pena verla completa. Cabe destacar que estos dos no son los únicos enlaces que documentan el caso, el bloqueo financiero impuesto a Wikileaks ha sido publico y notorio y está ampliamente reseñado y documentado.

—o—

Y ahora llegamos al punto en que: Si SOPA es semejante barbaridad, ¡¿Cómo puede ser algo bueno entonces?!

SOPA4_546

Se ha dicho mucho sobre las consecuencias de SOPA, y en mi opinión, la legislación definitivamente se usará como un mecanismo de control y de censura. Es posible que algunos sitios WEB como Facebook, Reddit, Twitter, Wikipedia, etc, tengan serios problemas para operar, quizá algunos tengan que cambiar radicalmente su forma de funcionar y quizá algunos tengan que salir fuera de línea.

También se ha dicho que el Internet tal como lo conocemos desaparecerá, que SOPA será un serio impedimento a la innovación, etc. Creo que hay mucho de cierto en muchas de estas afirmaciones, pero también pienso que hay que tomarlas con cuidado y que algunas de estas predicciones son muy relativas. Hay mucho alarmismo. Si algo ha demostrado Internet es que tiene la capacidad de crecer y adaptarse al ritmo y las necesidades de sus usuarios.

De aprobarse SOPA, la legislación definitivamente va a cambiar el Internet tal y como lo conocemos, nuestra libertad en la red se va a ver limitada… al menos por un tiempo. Luego, es probable que terminemos con un Internet aún más abierto y más libre que el que tenemos actualmente.

Si yo estuviera en Europa o en Latinoamérica en este momento (fuera del alcance legal de SOPA) y tuviera suficiente dinero para invertir, seguramente estaría muy pendiente de lo que pasa al respecto, a la espera de hacer inversiones en centros de datos, hospedaje de sitios WEB, buscadores, etc. No soy experto en negocios, pero si SOPA pasa, creo que mucho capital de ese nicho de negocios (hospedaje WEB, servicios, etc.) se va a mover fuera de los EUA.

Como ejemplo, a raíz de todo esto, pase o no SOPA, es muy posible que en lo personal mude el hospedaje de este sitio WEB a Europa o a Latinoamérica, es posible que gradualmente abandone los dominios “.net” y “.org” y los cambie por “.net.ve” y “.org.ve” (o .ar dependiendo), etc. Quizá mantenga el “.net” y el “.org” por un tiempo, pero pueden estar seguros de que voy a tener dominios alternativos por si acaso.

Además, no es como si la crisis y el movimiento de capital estuviera todavía muy lejos. A raíz del apoyo que muchas compañías le han brindado a SOPA, Anonymous, entre otros grupos e individuos, han llamado a realizar un boycott sobre los productos de estas compañías.

Este boycott fue dramático en el caso de GoDaddy, compañía que se dedica a dar servicios de hospedaje WEB y que apoyaba la legislación. Debido al boycott pasaron literalmente de apoyar SOPA a estar en contra de la legislación. Por lo que tengo entendido llegaron a perder (fueron transferidos a la competencia) hasta 35.000 dominios en un sólo día.

Todo comenzó con un post en reddit donde alguien afirmaba que transferiría sus 51 dominios y dejaría GoDaddy debido a su apoyo a SOPA, no estoy completamente seguro del enlace del post, debo decir que luego de verlo por primera vez en diciembre le perdí la pista, pero creo que es el original. El resultado fue una lluvia de respuestas de clientes de GoDaddy afirmando que también moverían sus dominios a otra compañía dado el soporte de GoDaddy a SOPA.

La competencia de GoDaddy evidentemente aprovechó la situación y dejó muy claro que no apoyaban SOPA, dieron descuentos a quienes transfirieran sus dominios usando cupones tipo “SOPASucks” e inclusive se llegó a declarar el 29 de Diciembre como el “día de mover los dominios fuera de GoDaddy“.

Debido a la cantidad extraordinaria de usuarios y dominios que comenzaron a perder, incluido hasta donde tengo entendido el duro golpe (imagino que más simbólico que monetario) de perder los dominios de Wikipedia, la compañía pasó de la noche a la mañana de apoyar SOPA a rechazar la legislación (lo que algunos vieron y siguen viendo como una cínica maniobra de relaciones pública). Además, todo el asunto le costó el cargo al CEO de la compañía Bob Parsons.

El punto es que mucha gente va a seguir la corriente, y al fin y al cabo, SOPA va a generar nuevas oportunidades de negocio fuera de los EUA.

Uno de los mayores argumentos en contra de SOPA es que va a impedir la innovación. Si bien es posible, creo que primero hay que preguntarse dos cosas: (1) ¿La innovación de quién y donde? ¿En los EUA o en el resto del mundo? La innovación en el mundo no se va a detener por una legislación, la innovación va a seguir su curso, se va a adaptar y va a sobrevivir (como siempre lo ha hecho, desde que nuestros antepasados dejaron el mar…) y por otro lado (2) ¿La innovación en qué dirección? ¿La innovación que produce nuevas formas de basura y entretenimiento barato en formato de película típicamente hollywoodense, de ese que lava el cerebro y no aporta ni un ápice de cultura (ojo que también han hecho buen cine, no tomen el comentario a mal) o de cantantes que sólo producen ruido por la simple razón de que es lo que las masas consumen sin pensar mucho? ¿O un concepto sobredesarrollado de innovación en la WEB 2.0 en el que se venden a trocha y mocha aplicaciones WEB usualmente alienantes en extremo que probablemente la gente en el fondo no necesita?, haciendo la salvedad claro está de esas que seguramente la gente si necesita. En fin, la innovación va a seguir, seguramente en direcciones más constructivas, tratando de desarrollar mecanismos que permitan tener un mejor Internet, más libre, más descentralizado, tratando de construir una cultura más abierta y accesible, etc.

La innovación va a seguir en otras direcciones, por ejemplo, mucho se ha dicho ya de los potenciales problemas de la neutralidad e imparcialidad (entre otras cosas) de los buscadores, y sobre el cómo estos pueden funcionar como un mecanismo directo de censura (si un sitio WEB no está en Google es casi como si no existiera). Estoy seguro de que las consecuencias de la ley van a comenzar cambiar la forma en que vemos los buscadores y va a generar innovación en ese sentido.

Por ejemplo, hay pequeñas iniciativas como Duck Duck Go que si bien funcionan bajo el mismo principio centralizado de Google, intentan garantizar la privacidad a sus usuarios y la imparcialidad de sus resultados (excelentes enlaces por cierto, recomiendo mucho revisarlos). Si bien estas iniciativas son un comienzo y representan una alternativa viable, estos nuevos buscadores no son tampoco una garantía de libertad, ya que en cierto sentido Google comenzó de la misma forma, como un buscador alternativo, como un respiro a los buscadores de la época (don’t be evil) y que hoy en día tiene un muy cuestionable manejo de la privacidad, tanto en el buscador como en sus productos alternativos (gmail, google docs, etc). Pero en este caso SOPA no hace más que mostrar algo que ya sabemos: que somos muy dependientes de, y vulnerables frente a los buscadores tradicionales/comerciales, permitiendo abrir una puerta para estrategias alternativas de búsqueda (¿innovación?).

Esto puede ser una oportunidad para que tecnologías como YaCy, Bitcoin, Tor y otras tecnologías distribuidas se terminen de desarrollar, de forma que se resuelva de una vez por todas la necesidad de “descentralizar” buena parte de la infraestructura en Internet. Sólo el trío de productos que acabo de mencionar, YaCy que es un buscador distribuido (!nadie, ninguna compañía, tiene el control del buscador!), Bitcoin que es una “moneda/dinero” virtual no controlado por ninguna oligarquía financiera y Tor, que es un sistema para garantizar el anonimato en la red representan reacciones a los intentos actuales de controlar y censurar la red. ¡Y quién sabe, quizá algún día logremos tener un sistema de nombres de dominio (DNS) descentralizado!

En el fondo creo que a largo plazo SOPA puede llegar a ser algo bueno porque va a forzar aún más la descentralización de Internet. SOPA va a aislar al Internet en los EUA, pero lo va a hacer crecer en el resto del mundo, y eventualmente luego de que se derrumben los muros de la legislación, lo va a hacer crecer también en los EUA, esto es lo verdaderamente invaluable de todo el asunto. Eventualmente imagino que alguien se dará cuenta de que la legislación es absurda e insostenible, y que hizo más daño que bien al país, y en este punto imagino que se derrumbará, generando a largo plazo un Internet aún más libre del que tenemos hoy en día.

—o—

PS: Apenas unos días después de publicar este artículo me conseguí con algunos extractos de una entrevista realizada a Tim O’Reilly sobre SOPA. Si, el mismo Tim O’Reilly de oreilly.com. Algunos comentarios adicionales se pueden encontrar aquí. En mi opinión su punto de vista al respecto es extremadamente claro y contundente.