Ruido (Noise)

Ruido (Noise) es una película genial protagonizada por Tim Robbins y dirigida y escrita por Henry Bean

Tim Robbins interpreta a David Owen, un exitoso abogado de Nueva York que desarrolla una curiosa e insoportable sensibilidad al excesivo ruido al que algunas veces nos vemos expuestos en las ciudades (y curiosamente también en el campo), pero en especial al ruido generado por las alarmas de los automóviles. David decide actuar y hacer algo para resolver el problema, tomando caminos tan diversos que van desde llamar a la policía y quejarse, dedicarse al vandalismo, tomar los caminos legales, hasta finalmente (¿finalmente?) transformarse en “The Rectifier”, una extraña clase de justiciero del “underground” que resolverá el problema del ruido de una forma nada convencional.

La película es una mezcla deliciosa y extraña de comedia y drama, tocada en mi opinión con un poquito de anarquismo. Si bien el tema principal pareciera ser la contaminación por ruido, me parece que esto es sólo una excusa para explorar otros aspectos de la naturaleza humana y de la zoociedad actual (¿o es sociedad? esa es una palabra que nunca he sabido deletrear correctamente).

mafalda_zoociedad

En este sentido, algunos comentarios plantean que la película explora la forma en que los seres humanos reaccionamos frente a este tipo de problemas y la manera en que los resolvemos: primero reaccionamos irracional o emocionalmente, luego tratamos de racionalizar el problema, luego, si no podemos resolver el problema racionalmente (por las razones que sean) reaccionamos con frustración y por lo tanto de forma irracional y quizá violenta, etc. [lo siento, perdí el vínculo/referencia a este comentario, si alguien lo encuentra lo incluyo].

Si bien en relación al tópico de la película ambos enfoques anteriores son correctos, pienso que la película va más allá y plantea lo difícil que puede ser resolver en nuestras sociedades problemas básicos y elementales como el del ruido, fundamentalmente a causa de nuestra propia ignorancia, por lo difícil que es ver el problema, lo difícil que es actuar y lo duro que es convencer al vecino de que en verdad existe un problema, por el hecho de que la gente se acostumbra a las cosas: al ruido, a la basura en la calle o a tirar la basura por la ventana, a los disturbios de los encapuchados (esa es una oscura referencia al día a día de Mérida y la ULA), a la mediocridad, etc. y porque finalmente pareciera que vivimos en un mundo en el que a “nadie le importa un bledo” y nadie en el fondo hace algo al respecto. Una de las citas curiosas de la película en este sentido es:

People will look back on the way we live today and they will not understand how we put up with it.

Algunas de las críticas han sido malas y se pueden leer comentarios como ¿En qué estaría pensando Tim Robbins al aceptar este papel? y cosas así. Muchas de las críticas y los comentarios de la gente me ayudan a confirmar una hipótesis en la que he venido pensando últimamente: si las criticas y los comentarios son malos y la película se ve interesante… entonces de seguro es una de esas buenas películas ignoradas por las “masas”; lo opuesto es que si los comentarios generales son demasiado buenos probablemente estamos frente a un vacío y estúpido “éxito de taquilla”. Si, en efecto no se puede confiar mucho en las masas últimamente.

Tim Robbins me parece una excelente selección para el papel de David Owen. En mi opinión es un actor en extremo extraño (en el buen sentido) y versátil, que puede hacer cosas muy variadas que van desde The Shawshank Redemption o Code 46, pasando por papeles de “malo” como en Arlington Road o Antitrust, hasta papeles dramáticos de desequilibrado como en Mystic River, o apariciones muy cortas y extravagantes en películas como War of the Worlds.

Debo decir que me sentí muy identificado con la película y con el personaje, en realidad también soy un poco sensible al ruido y vivo en una ciudad en la que a la gente el ruido le importa cada vez menos. A eso le pueden añadir que también he tenido más de una vez la tentación de… bueno, de usar métodos poco o nada ortodoxos para resolver ese tipo de problemas… pero eso, ¡Supongo que es tema de otra publicación, o de otra película!

Cierro esta historia con la frase final de la película, que es en verdad muy ilustrativa:

Officer Moretti: What did he do?
Arresting Officer: Busted into a car who’s alarm was going off. Who’s gonna take him down to central booking?
Officer Moretti: He busted into a car cuz the alarm was going off? Jesus Christ, what if everybody did that?
Arresting Officer: If everyone did it, people would turn off their damned alarms, now wouldn’t they?

Pagarle menos de 1000$ a un profesor con doctorado: Priceless!

Hace unos días, encontré en la lista de correo de la universidad (y me refiero a la Universidad de Los Andes en Venezuela) un llamado a concurso para un cargo de profesor en el CESIMO. En verdad fue difícil evitar reír (o llorar) cuando vi el llamado al concurso.

El cargo es para un profesor agregado a tiempo completo, que equivale a 36 horas semanales, en el área de Técnicas Avanzadas de Modelado y Simulación, cobrando un salario de… ¡TA-DA! 3.573,00 BsF. Para ser honestos, a ese salario hay que sumarle el bono de alimentación y quizá algún que otro bono menor y luego hacerle una buena cantidad de deducciones, correspondientes al seguro, CAMIULA, fondo de jubilaciones, etc. Estimo que al final el titular del cargo recibirá mensualmente como mucho unos 3.000,00 BsF más 700,00 BsF adicionales de bono de alimentación.

¿Qué es lo verdaderamente chistoso/triste del asunto? que el aspirante, entre muchos otros méritos, tiene que tener un título de doctorado… y si a estas alturas no me creen, aquí va una captura de pantalla del llamado al concurso (click en la imagen para ver el pdf original).

PagarleMenosDe1000USDAUnDoctor_PriceLess_thumb

Para los que no conocen muy bien el ambiente académico, resumiendo de forma general: Un título de doctorado es un título de estudios de postgrado que se obtiene estudiando cerca de 5 años luego de haber obtenido un titulo universitario, como por ejemplo un título de ingeniero o de físico, de médico, etc. Es decir, una persona con un título de doctorado tiene en sus espaldas entre 9 y 10 años (y quizá algunas veces un poco más) de estudios universitarios. Además, para obtener este título, hay que desarrollar un proyecto de investigación que, al menos en teoría, debe ser completamente inédito, es decir, que debe ser algo que nadie ha hecho antes. Como dice uno de mis personajes favoritos de la TV: “to boldly go where no man has gone before“. Por cierto que el contenido del concurso tampoco es nada trivial, como se aprecia aquí.

Adicionalmente, para los lectores internacionales, hay que aclarar cuanto vale un Bolívar Fuerte (¿fuerte?). La historia simple y oficial: 1 USD = 4.3 BsF. Es decir, el profesor del concurso va a ganar… y voy a hacer el cálculo directamente con el sueldo base …un total de 831 USD.

En este punto es cuando el lector dice “¡wow tan sólo 831 USD mensuales para alguien con un título de doctor!“, y aquí es donde yo digo “sí, y se pone peor“.

Si se quiere entender esos 3.573,00 BsF, hay que poner el valor del dolar en contexto (tengo la sensación que voy a disfrutar este párrafo, desde el punto de vista literario me refiero). El Dolar en Venezuela es un número complejo, y sí, me refiero al concepto matemático de números complejos.

Complex_number_illustration

El valor del dolar en Venezuela es un número del tipo a + b*i, donde el límite de b (la parte imaginaria) cuando t (el tiempo) tiende al día de hoy es = 4.3 BsF/$, pero el límite de a (la parte real) cuando t tiende al día de hoy es el valor de una lechuga verde, es decir, algo así como de 8.6 BsF/LechugaVerde. Lo que ocurre es que en el día a día de nuestro país los números imaginarios (i) no existen, es decir, no están definidos, por lo que nos tenemos que conformar con la parte real del número complejo a + b*i, es decir con a, que es más o menos el doble de la parte imaginaria.

Bueno, ya me dí el gusto, tenía tiempo queriendo escribir eso de los dolares (en Venezuela) como números imaginarios. En conclusión, ese profesor en realidad está ganando 415 Lechugas Verdes. ¿Ven ahora lo gracioso y trágico de la situación? Me han dicho (y no me consta de primera mano, pero la fuente es confiable) que en Argentina un cajero de un easy, quien definitivamente no necesita un doctorado, gana más o menos eso (y quizá que más).

En mi opinión, para que alguien con el perfil requerido en el concurso trabaje por esas sumas de dinero, se tiene que cumplir alguna de las siguientes condiciones:

  • Se es un mediocre (es triste tener mediocres en una universidad como la ULA).
  • Se es un iluso y/o un apasionado por el trabajo académico (para bien o para mal, la ilusión y la pasión por el trabajo académico son cosas que tienen cura: esposa, hijos, necesidades de alimentación, vivienda, etcétera).
  • Se es muy viejo para irse y abrirse camino en otro trabajo o se está muy cerca de la jubilación.

En lo particular, yo caigo en el segundo punto, es decir, soy (fui o cada vez soy menos) un iluso/apasionado por mi trabajo. Para este concurso en particular me imagino que ya tienen a un candidato, y conociendo a la gente del CESIMO, a la cual le tengo en general mucho respeto, estoy seguro de que es alguien muy competente que también cae en la categoría del segundo punto (iluso / apasionado).